VW Eos. Alta capacidad

Pensamos en un cabrio como un coche poco útil. En el caso del VW Eos ese mito cae por su propio peso.

No nos cansamos de comentar lo agradablemente que nos sorprendió el Volkswagen Eos, por su capacidad de utilización y adaptabilidad a las necesidades de cualquier conductor medio.

La capacidad de carga en relación a su tamaño, es de primer orden. Los 380 litros del maletero, dan para mucho y no hablo de plegar los asientos, hablo de un uso exigente; cuatro personas y su respectivo equipaje; bicicletas; muebles; bolsas…

En la prueba que hicimos llegamos a meter cuatro maletas más tres bolsas, no tuvimos que darle muchas vueltas a la colocación de cada una ya que el maletero reparte su volumen muy proporcionadamente. Una vez que colocamos la carga, nos fijamos en las posibilidades del interior. A las usuales guanteras de salpicadero y puertas, añadimos huecos portaobjetos repartidos estratégicamente. Mi preferido, sin duda, fue el que se aloja en la parte baja de los asientos delanteros, muy útiles para guardar la documentación, el cargador del móvil o el gps portatil. Si nos fijamos en el montante central, justo detrás del cambio de marchas, encontramos una nueva guantera, muy amplia, en la que podremos guardar objetos de tamaño medio. Su tapa hace las veces de reposabrazos, y justo delante, están situados los soportes para bebidas.

En conclusión, diré que la idea de tener un cabrio como segundo coche, debido a sus teóricas limitaciones, pierde, absolutamente, todo su sentido. El Volkswagen Eos es polivalente y no tendrá problemas en demostrar sus posibilidades, aunque intentemos ponerle en aprietos.

Ver más videos del Eos

Leer “Primeras Impresiones”

Leer “Prueba Dinámica”

Leer “Qué Techo”

Comparte la noticia

Qué opinas?

Publicidad